null Guía de Práctica Clínica sobre COVID-19 en Pediatría: valoración crítica de la evidencia
Guías de práctica clínica
11/01/2022

David Pérez Solís. Jefe de Servicio de Pediatría

Hospital Universitario San Agustín, Avilés. Servicio de Salud del Principado de Asturias

Es bien conocido el tremendo impacto que la pandemia por el virus SARS-CoV-2 está teniendo en todo el mundo, planteando grandes retos sanitarios, sociales y económicos. En esta situación, elaborar una guía de práctica clínica (GPC) de calidad resulta una tarea tan necesaria como compleja. Hablamos de una guía elaborada en apenas nueve meses, en un contexto en el que la investigación sobre la COVID-19 incluye una ingente cantidad de estudios, muchos de ellos realizados con urgencia y con importantes limitaciones. En el caso de la población pediátrica, además, es necesario discernir las evidencias procedentes de estudios realizados en esta población con la extrapolada a partir de población adulta.

El Comité de Pediatría Basada en la Evidencia de la Asociación Española de Pediatría (AEP) y de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ha publicado su GPC sobre COVID-19 en Pediatría: valoración crítica de la evidencia en dos formatos: un documento completo de 313 páginas publicado el 31 de marzo de 2021, disponible tanto en la página web de la AEP como en el portal GuíaSalud, y un resumen disponible desde junio de 2021 en la revista Anales de Pediatría.

 

Objetivos

La GPC plantea los siguientes objetivos generales respecto a la COVID-19 en población pediátrica (0-18 años):  
  1. Determinar la incidencia real en España.
  2. Determinar las características clínicas y la evolución de la COVID-19. 
  3. Establecer la validez de las pruebas complementarias para efectuar el diagnóstico.
  4. Establecer qué medidas son más eficaces para la prevención de la enfermedad.
  5. Determinar el grado de eficacia de diversos tratamientos farmacológicos.
  6. Determinar la eficacia de las vacunas.

 

Metodología

La GPC utiliza la metodología para elaboración de GPC del Sistema Nacional de Salud. Para la evaluación de la calidad de las evidencias y la graduación de la fuerza de recomendación se han seguido las directrices metodológicas GRADE.

 

Recomendaciones

No es posible, por razones de espacio, recoger todos los resultados de la GPC en este resumen. Por ello, destacaremos los que cuentan con mayor grado de recomendación o resultan más relevantes.

Los datos epidemiológicos confirman la baja mortalidad y letalidad del SARS-COV2 en población pediátrica. Respecto a factores de riesgo, es reseñable que el único para el que existen evidencias de calidad moderada es la inequidad social, relacionada tanto con la incidencia como con la muerte por COVID-19.

Para el manejo clínico solo se recomienda realizar análisis de sangre a casos moderados o graves, y la TAC torácica debe reservarse para casos graves con compromiso respiratorio. En cuanto al tratamiento, solo existe recomendación a favor (débil) para los corticoides en pacientes con compromiso respiratorio, y para las inmunoglobulinas asociadas a corticoides en casos de Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico vinculado a SARS-CoV-2 (SIM-PedS).

En el capítulo de prevención, existen recomendaciones fuertes en no indicar cesárea salvo por criterios obstétricos, y en fomentar la lactancia materna a recién nacidos de madres infectadas por SARS-CoV.2.También destaca la recomendación en contra del cierre de colegios y guarderías como medida de prevención para disminuir la incidencia y gravedad de la COVID-19 en la población general. Al revisar la eficacia de las mascarillas, se reconoce la escasa calidad de las evidencias disponibles, así como las discrepancias entre los tipos de estudios, con ensayos clínicos que no demuestran efectividad frente a estudios observacionales que encuentran un efecto preventivo considerable.

En relación con las vacunas, se recomienda la administración de aquellas disponibles en tiempo y lugar según las recomendaciones y priorización establecidas por las distintas administraciones sanitarias. Debe tenerse en cuenta que en el momento de redactar la GPC no existían todavía vacunas aprobadas para los menores de 12 años.

 

Comentarios

Esta GPC resulta de indudable interés como resumen del conocimiento actual en la COVID-19 en población pediátrica, siempre teniendo en cuenta que el conocimiento sigue avanzando a gran velocidad y se hace necesaria una rápida actualización. También está cambiando el escenario epidemiológico, con la peculiaridad de que la población infantil será la última en tener acceso a las vacunas.

El impacto sanitario de la COVID-19 en población pediátrica ha sido hasta ahora relativamente escaso, con predominio de casos leves y muy pocas hospitalizaciones, aunque se han registrado casos de SIM-PedS, algunos con resultado de fallecimiento. También existen dudas sobre las consecuencias a largo plazo que pudiera tener la infección por SARS-CoV-2 (englobadas en el término long COVID). Sin embargo, niños y niñas han sufrido otras consecuencias, en forma de pérdida de familiares cercanos, déficits educativos por la suspensión o limitación de la educación presencial, reducción de la actividad física o drástica reducción de sus relaciones sociales. Es deseable que futuras investigaciones permitan evaluar esos efectos y se tomen medidas que mitiguen el impacto sobre la salud mental de niños y adolescentes, y sobre las desigualdades sociales.

Palabras clave: infancia epidemiología covid-19 sars-cov-2 pediatría

Bibliografía

La propia de la guía

Cita de la publicación original:
Grupo de Trabajo de Pediatría Basada en la Evidencia de la AEP y AEPap. COVID-19 en Pediatría: valoración crítica de la evidencia. 2021 Guías de Práctica Clínica en el SNS
Número: 1 de 2022